Una mirada a Cuba – Congreso Universidad 2010



Llegamos al aeropuerto José Martí de la Habana procedente de Maiquetía, el frio me sorprendió de inmediato, para mi era algo insólito encontrar frío en una isla del Caribe, pero sigamos, el vuelo duró aproximadamente 3 horas, lo primero que debíamos adaptarnos es a la diferencia horaria de 30 minutos que existe en el territorio Cubano respecto a Venezuela. En el avión de la aerolínea Cubana de Aviación venía una delegación de la Misión Sucre de alrededor de 60 integrantes conformada por coordinadores, profesores, estudiantes y un pequeño equipo de logística integrado por venezolanos y cubanos.

Toda la delegación de Misión Sucre tenía un objetivo claro, mostrar con cada uno de los trabajos a presentar los esfuerzos, experiencias, propuestas y avances que ha realizado el gobierno revolucionario de Venezuela en el tema de la inclusión social en el ámbito universitario, donde orgullosamente la Misión Sucre es punta de lanza mediante el concepto de la municipalización de la educación superior.

Inmediatamente inició la interacción con los integrantes de la delegación, muy grato darme cuenta la participación de camaradas de todas las regiones del país, de distintos programas de formación, de distintas edades, coordinadores, profesores, estudiantes, hombres y mujeres, “casi todos” muy conscientes de la responsabilidad de representar a nuestro país en el extranjero.

Llegué a Cuba con las expectativas muy altas, conocería aquella sociedad, aquel país que decidió enfrentarse al imperio de los Estados Unidos y que a pesar de las críticas y las dificultades económicas derivadas de un bloqueo comercial ha mantenido firme sus convicciones, era para mi una doble emoción, no solo presentar nuestro trabajo de investigación ( de mi hermano y mio) sino también aprovechar a construir mi propio concepto de Cuba, tener una idea mas clara del modo de vida, de producción y sustentación de ese país tan emblemático para los que nos hacemos llamar revolucionarios.

En lo personal mi estadía fue un poco distinta a la del resto de la delegación ya que mis viáticos fueron obtenidos por autogestión, quizá con algunas incomodidades menores, pero estas fueron rebasadas exponencialmente por la experiencia de estar ahí, en el Congreso Universidad 2010. Inmediatamente solventada la situación de mi alojamiento y con el apoyo de mis compatriotas me integré a la delegación como uno más del grupo.

Desde Maiquetía se conformó -de manera mas o menos espontánea- lo que la final llamamos “La Patrulla” la cual estaba integrada por Paola González, Yarí Cauro, Raiza Espósito, Stephenson, Prieto Cesar Rodríguez, Juan Cisneros y mi persona. Bajo esa estructura nos movíamos hacia las presentaciones, visitas especializadas, salas de posters, actos, etc. Durante los talleres y charlas fuimos bastante incisivos en nuestras intervenciones, sobre todo cuando de hablar de software libre, soberanía y revolución se trataba. Algunas veces fuimos criticados por poner el dedo en la yaga -problemas incómodos – pero nuestro criterio era que, las cosas que no funcionan bien se deben ventilar para poder mejorarlas. Encontramos voces disidentes que atacaban nuestros argumentos, pero por cada ataque recibíamos dos veces más apoyo de otros camaradas latinoamericanos, solidarios con las posturas anti imperialistas y de justicia. Muy enriquecedor el intercambio de experiencias con otros hermanos del mundo – como me lo dijo una linda hermana de Colombia – hermanos tiene un significado mucho más profundo. Conocimos e intercambiamos experiencias con personas de Colombia, México, Argentina, España, Ecuador, Chile, Canada, SudAfrica y por supuesto Cuba.

Todas las jornadas eran muy exigentes, de 8am a 6pm eran las actividades del Congreso, durante 5 días asistimos a charlas, visitas especializadas, reuniones, etc. Por las noches eran la planificación del día siguiente, los planes a futuro y una que otra vez algo de recreación. Entre los objetivos de la Patrulla estaban traer la mayor cantidad de información a nuestras aulas de clases en Venezuela y promover acuerdos en pro de los intereses de la Misión Sucre, en este último punto La Patrulla sostuvo una reunión con el Decano de la Facultad de Informática de la CUJAE donde se trataron temas de mucho interés que mas adelante de expondrán por algunas de las vías para tales fines.

El taller donde nos tocó participar se llamó “III Taller de Virtualización de la Educación Superior” donde se abordaban temas relacionadas con la inclusión de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) en el proceso educativo universitario. Fue bastante interesante los enfoques de los participantes, cada vez será mas común el uso de las TICs para abarcar una mayor población estudiantil, y el futuro de una educación semipresencial soportada en ambientes virtuales como modo predominante de formación universitaria. La presentación de nuestro trabajo llamó mucho la atención por lo novedoso de la propuesta.

Muy grato encontrarse con los Ministros Navarro ( MPP Educación) y Acuña (MPP Educación Superior), el Gobernador de Anzoátegui -Tarek Williams- con la directora del Colegio Universitario de Caracas – Gloria Mateus – con la Coordinadora Nacional del Programa de Formación de Sistemas e Informática de la Misión Sucre – Mildred Luces, con la coordinadora Región Capital de Misión Sucre – Belkis Sánchez- , con nuestros profesores de maestría de la CUJAE – Collazo, Anaisa, Irene, Mayi Danae, Raul, Machín, Lau, Exiquio-, con antiguos colegas de la Aldea Fray Pedro de Agreda – Yoly Arrechedera y Dolores Martínez- , Martha Perez, estudiantes de la UNEFA y muchos otros compatriotas.

Ya finalizado el Congreso pudimos ir a conocer un poco La Habana, visitamos la XIX Feria Internacional del Libro de Cuba, el cañonazo en la fortaleza de La Cabaña, Centro Habana, La Habana Vieja, la Plaza de la Revolución, El joven club, La Casa de la Música, El Capitolio, La Cámara Oscura, la Plaza Vieja, el mercado artesanal de San José, el Malecón, tomar un CocoTaxi y muchas horas de caminata. Sin embargo existe otra Cuba, la que está fuera de la burbuja turística y es aún mas interesante conocerla, en mi interacción con algunos Cubanos “de a pie” comprendí lo siguiente, el estado administra los medios de producción y la prestación de servicios estratégicos, administra el sector vivienda, salud, educación, transporte, energético, y lo ha hecho de una forma lo suficientemente bien para mantener su sistema económico y social a pesar de las adversidades internas/externas, con acceso gratuito a la salud, a la educación, etc. Este es un sistema que debemos revisar muy bien, hay muchas experiencias que pueden ser útiles para adaptadas en nuestra revolución, me llamó mucho la atención el patriotismo, el respeto y la solidaridad del cubano. Siento que aun hay muchas cosas que me falta por comprender pero el tiempo se nos hizo muy corto, quizá en otra oportunidad.

Para ir finalizando, envío un saludos muy especial a mis camaradas Noris, Iramaru, Angee, Macho, José Alzuru, Astrid y José Luis. A los estudiantes de la Misión Sucre, sigan cada día dando lo mejor de si, y que cada vez la representación estudiantil sea mas paritaria con respecto a coordinadores, profesores y estudiantes.

Tomaré una frase de Martí, “Ser cultos es el único modo de ser libre”. Adelante Misión Sucre.

Cuba y Venezuela, pueblos hermano.
Inspirados en Martí y el Che.
Hasta la Victoria Siempre.
Patria, Socialismo o Muerte. Venceremos.

Prof. Elías O. Cisneros A.

A continuación los videos.

Universdad 2010 Misión Sucre

Universdad 2010 Misión Sucre

Universidad 2010. La Universidad para un mundo mejor.

Llegamos al aeropuerto José Martí de la Habana procedente de Maiquetía, el frió me sorprendió de inmediato, para mi era algo insólito encontrar frío en una isla del Caribe, pero sigamos, el vuelo duró aproximadamente 3 horas, lo primero que debíamos adaptarnos es a la diferencia horaria de 30 minutos que existe en el territorio Cubano respecto a Venezuela. En el avión de la aerolínea Cubana de Aviación venía una delegación de la Misión Sucre de alrededor de 60 integrantes conformada por coordinadores, profesores, estudiantes y un pequeño equipo de logística integrado por venezolanos y cubanos.

Toda la delegación de Misión Sucre tenía un objetivo claro, mostrar con cada uno de los trabajos a presentar los esfuerzos, experiencias, propuestas y avances que ha realizado el gobierno revolucionario de Venezuela en el tema de la inclusión social en el ámbito universitario, donde orgullosamente la Misión Sucre es punta de lanza mediante el concepto de la municipalización de la educación superior.

Inmediatamente inició la interacción con los integrantes de la delegación, muy grato darme cuenta la participación de camaradas de todas las regiones del país, de distintos programas de formación, de distintas edades, coordinadores, profesores, estudiantes, hombres y mujeres, “casi todos” muy consientes de la responsabilidad de representar a nuestro país en el extranjero.

Llegué a Cuba con las expectativas muy altas, conocería aquella sociedad, aquel país que decidió enfrentarse al imperio de los Estados Unidos y que a pesar de las dificultades económicas derivadas de un bloqueo comercial ha mantenido firme sus convicciones, era para mi una doble emoción, no solo presentar nuestro trabajo de investigación ( de mi hermano y mio) sino también aprovechar a construir mi propio concepto de Cuba, tener una idea mas clara del modo de vida, de producción y sustentación de ese país tan emblemático para los que nos hacemos llamar revolucionarios.

En lo personal mi estadía fue un poco distinta a la del resto de la delegación ya que mis viáticos fueron obtenidos por autogestión, quizá con algunas incomodidades menores pero estas fueron rebasadas exponencialmente por la experiencia de estar ahí, en el Congreso. Inmediatamente solventada la situación de mi alojamiento y con el apoyo de mis compatriotas me integré a la delegación como uno más del grupo.

Desde Maiquetía se conformó de manera mas o menos espontánea lo que la final llamamos “La Patrulla” la cual estaba integrada por Paola, Yarí, Raiza, Stephenson, Cesar, Juan y mi persona. Bajo esa estructura nos movíamos hacia las presentaciones, visitas especializadas, salas de posters, actos, etc. Durante los talleres y charlas fuimos bastante incisivos en nuestras intervenciones, sobre todo cuando de hablar de software libre, soberanía y revolución se trataba. Algunas veces fuimos criticados por poner el dedo en las yagas – problemas incómodos – pero nuestro criterio era que las cosas que no funcionan bien se deben ventilar para poder mejorarlas. Encontramos voces disidentes que atacaban nuestros argumentos, pero por cada ataque recibíamos dos veces más apoyo de otros camaradas latinoamericanos, solidarios con las posturas anti imperialistas. Muy enriquecedor el intercambio de experiencias con otros hermanos del mundo – como me lo dijo una linda chica de Colombia – hermanos tiene un significado mucho más profundo. Conocimos personas de Colombia, México, Argentina, España, Ecuador, Chile, Canada, SudAfrica y por supuesto Cuba.

Todas las jornadas eran muy exigentes, de 8am a 6pm eran las actividades del Congreso, durante 5 días asistimos a charlas, visitas especializadas, reuniones, etc. Por las noches eran la planificación del día siguiente, las planes a futuro y una que otra vez algo de recreación. Entre los objetivos de la Patrulla estaban traer la mayor cantidad de información a nuestras aulas de clases en Venezuela y promover acuerdos en pro de los intereses de la Misión Sucre, en este último punto La Patrulla sostuvo una reunión con el Decano de la Facultad de Informática de la CUJAE donde se trataron temas de mucho interés que mas adelante de expondrán por algunas de las vías para tales fines.

El taller donde nos tocó participar se llamó “III Taller de Virtualización de la Educación Superior” donde se abordaban temas relacionadas con la inclusión de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) en el proceso educativo universitario. Fue bastante interesante los enfoques dados por los participantes, cada vez será mas común el uso de las TICs para abarcar una mayor población estudiantil, y el futuro de una educación semipresencial soportada en ambientes virtuales como modo predominante de formación universitaria.

Muy grato encontrarse con los Ministros Navarro ( MPP Educación) y Acuña (MPP Educación Superior), el Gobernador de Anzoátegui -Tarek Williams- con la directora del Colegio Universitario de Caracas – Gloria Mateus – con la Coordinadora Nacional del Programa de Formación de Sistemas e Informática de la Misión Sucre – Mildred Luces, con la coordinadora Región Capital de Misión Sucre – Belkis Sánchez- , con nuestros profesores de maestría de la CUJAE – Collazo, Anaisa, Irene, Mayi Danae, Raul, Machín, Lau, Exiquio-, con antiguos colegas de la Aldea Fray Pedro de Agreda – Yoly Arrechedera y Dolores Martínez- , Martha Perez, estudiantes de la UNEFA y muchos otros compatriotas.

Ya finalizado el Congreso pudimos ir a conocer un poco La Habana, visitamos la XIX Feria Internacional del Libro de Cuba, el cañonazo en la fortaleza de La Cabaña, Centro Habana, La Habana Vieja, la Plaza de la Revolución, El joven club, La Casa de la Música, El Capitolio, La Cámara Oscura, la Plaza Vieja, el mercado artesanal de San José, el Malecón, tomar un CocoTaxi y muchas horas de caminata. Sin embargo existe otra Cuba, la que está fuera de la burbuja turística y es aún mas interesante conocerla, en mi interacción con algunos Cubanos “de a pie” comprendí lo siguiente, el estado administra los medios de producción y la prestación de servicios estratégicos, administra el sector vivienda, salud, educación, transporte, energético, y lo ha hecho de una forma lo suficientemente bien para mantener su sistema económico y social a pesar de las adversidades internas/externas, con acceso gratuito a la salud, a la educación, a la vivienda, etc. Este es un sistema que debemos revisar muy bien, hay muchas experiencias que pueden ser útiles para nuestra revolución, sobre todo el patriotismo y la solidaridad del cubano. Siento que aun hay muchas cosas que me falta por comprender pero el tiempo se nos hizo muy corto.

Para ir finalizando, envío un saludos muy especial a mis camaradas Noris, Iramaru, Angee, Macho, Astrid y José Luis. A los estudiantes de la Misión Sucre, sigan cada día dando lo mejor de si, y que cada vez la representación estudiantil sea mas paritaria con respecto a coordinadores, profesores y estudiantes.

Tomaré una frase de Martí, “Ser cultos es el único modo de ser libre”. Adelante Misión Sucre.

Cuba y Venezuela, pueblos hermano.

Inspirados en Martí y el Che.

Hasta la Victoria Siempre.

Patria, Socialismo o Muerte. Venceremos.

A continuación los videos.

Anuncios

3 pensamientos en “Una mirada a Cuba – Congreso Universidad 2010

  1. ¿Por qué no nombras al hotel “Copacabana” en tu reseña?. No seas hipócrita y di las cosas como son.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s